martes, 14 de abril de 2015

Campo del Moro

Pascual y Colomer los trazó en 1844 pero las obras no se terminaron hasta finales de siglo al ser paralizadas por la revolución de 1868. Por orden suya se trasladó a los jardines la fuente de las Conchas obra de Ventura Rodríguez que se encontraba entonces en los jardines de Vista Alegre en Carabanchel y al que llegó desde el palacio de Boadilla. De los jardines de Aranjuez mandó traer la fuente de los Tritones.

Restaurada la monarquía y con la llegada de "la fiebre del oro", una larga época de gran prosperidad, se retoma el proyecto por los jardineros Ramón Oliva y Francisco Amat, quienes presentan un proyecto muy moderno de trazado sinuoso y romántico. Enrique Repuyes realiza el "túnel de Napoleón" que comunica los jardines con la Casa de Campo.

Entre 1960 y 1965 se abre el tapiz verde en el eje de palacio y se levanta el edificio del museo de Carruajes. 

El parque cuenta con unas 20 hectáreas.







 











Fuente de las Conchas, obra de Ventura Rodríguez del siglo XVIII.

 








 
 
 


La fuente de los Tritones está documentada ya en 1656 pero data del siglo XVI.